Saltar al contenido
Pelucheland.org

Muñecas de trapo y peluche

Las muñecas de peluche y trapo son las preferidas desde hace muchísimos años. Un juguete clásico por el que no pasa el tiempo, que gusta tanto a niñas y niños, como a mamás y papás. Bonitas, dulces y enternecedoras, con sus diferentes vestidos es una de las mejores opciones para comprar, regalar o coleccionar:

¿Quieres ver nuestras muñecas de trapo?

Muñecas de trapo grandes

¿Por qué comprar muñecas de trapo en Pelucheland.org?

Descubre la maravillosa colección de muñecas de trapo que te están esperando en Pelucheland.org. Son mucho más que un juguete, ideales para niños y mayores. Una muñeca de trapo es un regalo ideal para cualquier edad.

Todas ellas tienen algo especial, único y adorable. En nuestra tienda online de muñecas de trapo ponemos a tu disposición el más amplio y selecto catálogo de la más alta calidad. Porque sabemos lo que buscas, en pelucheland.org tenemos las muñequitas de trapo más bonitas para ti o para regalar.

Las muñecas de peluche, trapo o felpa sirven acompañar en sus sueños a los más peques de la casa (y también de los mayores), para la decorar la habitación o para obtener una amplia sonrisa de esa persona especial.

Además de los clásicos muñecos de trapo, tenemos las últimas tendencias. Como las muñecas de trapo gorjuss, bailarinas o lalalopsy. Ideales para cumpleaños, el día de Reyes, Navidad, o por que sí.

Podrás comprar una muñeca de trapo a un precio que se amolda a tu bolsillo. Todas ellas preciosas, desde las más sencillas y baratas, hasta las elaboradas a mano y que cuestan un poquito más.

Muñecas de trapo online

Comprando en nuestra tienda de muñecas de trapo online puedes recibir tu pedido en en tu casa o dónde tú quieras en menos de 24 horas (depende del producto).

Tienes la tranquilidad de estar en una página web segura. La confianza de tener una garantía de devolución y puedes pagar con tarjeta de crédito.

Y recuerda… si deseas comprar una muñeca de trapo online, estamos aquí para ayudarte.

Tienda de muñecas de trapo especializada

Si quieres hacer un regalo o tener un detalle especial, una muñeca de peluche y trapo es la mejor opción para acertar seguro. Sorprenderás a los más pequeños de la casa o enamorarás a esa persona especial para ti.

Además de ser resistente, son muy educativas. Por ese motivo, en pelucheland.org ponemos a tu alcance la gama más amplia de Internet que puedas encontrar tanto si quieres comprar muñecas de trapo baratas como de precios más elevados.

Tipos de muñecas de trapo

Los muñecos de trapo son unos objetos que combinan perfectamente la originalidad y la esencia nuestra niñez. Desprenden una dulzura tan especial, y una ternura que pocos juguetes consiguen.

Pero las hay de todo tipo de tamaño, colores, formas, precios y texturas: muñecas con pantalones, bebés de trapo, con vestido, con el pelo de diferente color, muñecas con vestidos, con animalitos, para calentar en el microondas, con bebés, con pijama, con gorrito o con coletas, etc.

Vamos a ver los diferentes tipos que puedes encontrar en nuestra web:

Muñecas de peluche

En algunos países se les llama muñecas de peluche o muñecas de tela a lo que aquí conocemos como de trapo. También en algunos lugares se llaman muñecas de crochet, o incluso muñecas de felpa o muñecas de gamuza.

Muñecas de trapo Personalizadas

En pelucheland.org disponemos de muñecas de trapo personalizadas, las clásicas muñecas de tela de toda la vida pero que puedes personalizar con un nombre bordado, una frase o una imagen.

Existen infinidad de modelos que se pueden personalizar para que tu regalo sea único en el mundo y diferente a todos los demás. Un regalo exclusivo es garantía de acierto. Indistintamente si vives en España, México, Estados Unidos, Colombia o Argentina.

Muñecas de trapo para bebés

Una muñeca de trapo para bebé es la opción ideal si estás buscando algo realmente delicado para que sea la primera muñequita de un bebé. Además son muy seguras, suaves, y se pueden lavar en lavadora.

Muñecas de trapo con pelo de colores

Disponemos de muñecas de trapo morenas, rubias o pelirrojas. También con el pelo de diferentes colores. También las hay con coletas o trenzas.

¿Quieres más? Pues con el pelo rosa, azul, verde o lila. ¿Cuál es tu favorita? Diferentes colores y texturas de pelo para que siempre luzcan preciosas y conjuntadas.

Muñeca de trapo con conejito

Las muñecas de trapo con conejito son de las favoritas de todos los amantes de estas figuras. Es especialmente interesante para esas personas que amamos y respetamos la naturaleza, ya que es un juguete fabricado solo con materiales naturales y ecológicos.

Muñeca de trapo con vestido de lunares

Si estás buscando una muñeca coqueta y diferente a las demás, las muñecas de trapo con vestido de lunares es lo que necesitas. Aunque originalmente estaba destinado a niños y niñas, entre las personas “menos jóvenes” está causando furor.

Muñeca de trapo pirata

Podemos afirmar sin duda alguna que la reina de todas es la muñeca de trapo pirata. Es de las más originales ya que su diseño pirata la hace perfecta para los más pequeños y pequeñas de la casa. Un juguete valiente y atrevido que colabora a incentivar la destreza e imaginación de los peques.

Muñecas de trapo mexicanas (Marías)

La muñeca María es una elemento artesanal que en la actualidad nos permite mantener la ternura, magia y humildad, de aquellas personas que observamos con nostalgia nuestra infancia. Ello lo consiguen mediante sus bonitos colores y representaciones regionales.

Las muñecas Marías están elaboradas con trapo y vistosos listones. Tienen entre sus bordados un aire de mexicanidad apreciable. Estas muñecas surgieron aparecieron como el resultado de la armonía cultural entre el Viejo continente y el Nuevo.

Estas muñecas de trapo mexicanas, conocidas como María, son originarias del Estado de México y de Michoacán. Elaboradas inicialmente por el grupo étnico mazahua, era una opción más tradicional y barata a otro juguetes que se podían comprar en los mercados. De ahí su nombre de muñeca queretana o muñeca mazahua.

Con el pasar de los años, las muñecas Marías comenzaron a ser la representación de las mujeres mazahuas. Esto es así ya que éstas, llamaban mucho la atención por su atuendo y en la ciudad de México se les comenzó a llamar “Marías”.

En nuestros tiempos las muñecas María son solo una representación artesanal, ya que no se deben fabricar de otro modo que a mano, sin utilizar máquinas ni pegamentos. El objetivo principal es volver a recuperar aquella pasión y amor de antaño, características de las mujeres mazahuas que transmitían su conocimiento puntada tras puntada, bordado tras bordado.

Historia de las muñecas de trapo

Las muñecas de trapo o felpa acompañan al hombre desde hace miles de años. De hecho, se han encontrado restos de ellas en excavaciones del Antiguo Egipto. También en la época romana existían.

Sin duda, es uno de los juguetes más regalados y que tanto niños y mayores disfrutan. Seguro que tu abuela te ha contado alguna vez como jugaba con su muñeca de tela que su mamá le habían cosido para que pudieran jugar con ella.

Y es que antes, hace años, se fabricaban con retales y restos de tejidos. Su relleno estaba formado de diferentes materiales que se encontraban en la casa (trapos, espuma, lana…), de ahí deriva su nombre.

En la actualidad, existen personas que se dedican a realizar muñecas de trapo artesanales, a la antigua usanza. Y recorren mercadillos y tiendas en busca de restos de tela originales para fabricarlas.

Además de muñecos y muñecas de trapo, no te pierdas:

 

Historia de las muñecas

Las niñas del Neolítico jugaban ya con ellas. Las muñecas servían de juguete y también como imagen sagrada de la diosa de la fertilidad. Las más antiguas eran de vientre pronunciado y sexo marcado.

El mundo antiguo aprovechó todo tipo de materiales en su fabricación: trapo, madera, hueso, arcilla o tierra cocida, cera, marfil. Se conservan fragmentos de una muñeca de alabastro procedente de Babilonia de 6.000 años de antigüedad, muñeca de brazos articulados y sexo visible.

Historia de las muñecas en Egipto antiguo

En el Antiguo Egipto las tumbas de los niños tenían entre las piezas del ajuar funerario juguetes de todas clases, también muñecas; era juguete corriente junto con la pelota o las canicas. Han sobrevivido muchas muñecas de madera de una pieza con dibujos geométricos del segundo y tercer milenio a.C.

El pelo, cuando lo tenían, era de cuentas ensartadas; solían pintarse y vestirse, aunque la muñeca calva y desnuda era frecuente. Hasta entonces, todas eran más o menos iguales.

Historia de las muñecas en la Grecia Clásica

En la Antigua Grecia empezó a dotárselas de miembros articulados, novedad conseguida mediante clavijas de metal. También hubo muñecas con significado religioso, como las encontradas en Corinto, del año 500 a.C. llamadas “muñecas danzarinas”.

Las niñas griegas confeccionaban sus vestiditos, de modo que las muñecas tenían su propio ropero. La niña griega estuvo muy apegada a este juguete que sólo abandonaba cuando se casaba: entonces las depositaba ante el altar de Venus o Diana, ofrecía los juguetes de la infancia a esas divinidades y lloraba: la muñeca le recordaba su futuro de esposa y madre.

Había también muñecas con cabeza de lana de color, del 500 a.C. que se comercializaban en Egipto, Asia Menor, Grecia, Roma y Cádiz.

Historia de las muñecas en el Imperio Romano

La Antigua Roma continuó la tradición cultural griega: sus muñecas, aunque más toscas, fueron igualmente populares. Las niñas etruscas jugaban en el 700 a.C. con sus muñecas de terracota de brazos y piernas movibles, tan populares que incluso se las ha encontrado en las catacumbas cristianas del siglo I.

Roma las fabricaba, pero las de calidad se importaban de Egipto desde el 300 a.C. Se pusieron también de moda las muñecas blandas, de cuerpo relleno de trapo o papiro.

Historia de las muñecas en la Edad Media

En la Edad Media la muñeca pasó sin pena ni gloria. Las culturas judía y musulmana no favorecían un juguete que reproducía la figura humana, aunque la esposa-niña de Mahoma, la delicada Ayesha, obligaba al llamado Profeta a jugar a las muñecas con ella.

En general, se sabe poco de las muñecas medievales. Hubo costumbre de regalar a las niñas en la pila bautismal una muñeca de pecho hundido para situar en ese hueco la moneda que regalaba el padrino.

Historia de la muñeca en Europa

La capital de Francia, París, fue centro especializado en muñecas elegantemente vestidas. La reina de Inglaterra hacía pedidos especiales a los muñequeros de París en 1391.

Sabemos que Isabel la Católica recibió en 1496 como regalo de Ana de Bretaña una muñeca de tamaño natural. En el siglo XV fueron famosos los muñequeros de Núremberg, muy cotizados hasta el XVIII.

Origen de las muñecas

Pero todas las culturas han tenido muñecas: era parte de la vida diaria e incluso de la vida mística de muchos pueblos. Los museos recogen un universo infinito de estos juguetes, hasta muñecas esquimales de marfil de mediados del XIX. Muñecas amerindias vestidas a la usanza del pueblo pie-negro o de la tribu de los séneca.

En muchas tribus del África negra las jóvenes portaban desde la pubertad hasta el nacimiento de su primer hijo un muñeco en brazos, en la creencia de que eso las haría concebir.

En la estepa rusa las muñecas se hacen con pico de pato, creyéndose que se libra al niño del influjo de los demonios y mal de ojo. Lo más importante de la muñeca era la cabeza: el cuerpo podía ser de cualquier forma o material.

Hubo fabricantes de cabezas de muñeca que compraban quienes ya poseían otras muñecas de cabeza cambiable, como sucedió en el mundo clásico con las estatuas oficiales.

El siglo de oro de las muñecas fue sin duda el XIX. En Inglaterra, la italiana Augusta Montanari y su hijo Ricardo Montanari se especializaron en muñecas de cera y se popularizó la muñeca-bebé.

En 1820, los alemanes habían lanzado al mercado muñecas de cabeza de porcelana vítrea. Una muñeca francesa fabricada por los Jumeau en 1862 tenía cabeza de porcelana que giraba y cuerpo relleno de serrín, y fue el modelo de mayor éxito a lo largo del siglo XIX.

Fue entonces cuando nacieron diferentes tipos de muñecas:

  • Muñecas de ojos movibles
  • Muñecas parlantes
  • Muñecas de trapo
  • Muñeca caminadoras o andariega
  • Muñecas de miembros articulados
  • Muñecas de pelucas recambiables
  • Muñeca de cartón
  • Muñecas de gutapercha
  • Muñeca de goma india

También se puso de  moda la muñeca sajona de papel maché junto a las hermosas muñecas de porcelana de Núremberg y Londres.

Pero fueron las muñecas parisinas de finales del XIX las que invadieron los mercados del mundo, muñecas vestidas a la última moda que se vendían desde Lisboa a Pekín.

Ya por entonces, 1880, existía la “muñeca que dice papá y mamá” puesta a punto por el inventor americano Thomas Alva Edison.

Las muñecas actuales

En cuanto a la muñeca actual, en 1983 tuvo lugar una extraña mutación en el mundo de este clásico juguete: la “muñeca repollo”, traducción del inglés Cabbage Patch Kid, del californiano Javier Roberts.

Se fabricaron millón y medio de estas criaturas, y como el rostro de estas muñecas se confió a un programa de ordenador no hubo dos iguales. Eran multiraciales: negras, blancas, orientales, indias. La firma Caleco hacía bien en no discriminar.

Luego vino Zaadi, o muñeca para jugar a médicos y enfermeras, con su corazón, sus pulmones, apéndice, riñones y todo el resto del equipaje anatómico. Pero ya no son muñecas sino más bien criaturas sin personalidad, remedo o copia de la mujer mundana que lleva al mundo del juguete los problemas de los mayores.

Por eso el coleccionismo de Muñecas antiguas se ha disparado: en 1987 se pagaron 90.000 Euros por una muñeca de madera de 1690 que adquirió el Museo de Muñecas de París.

Pero no es nuevo: el bibliotecario de la ciudad holandesa de Groninga tenía en 1710 entre las piezas más estimadas de su colección una muñeca que llora, cosa que impactaba al sabio bibliotecario hasta el punto de hacerle llorar también a él.